EL CONSEJO FEDERAL ARGENTINA CONTRA EL HAMBRE SE REUNIÓ CON NUEVOS OBJETIVOS

Foto_ Telam

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, encabezó este martes una reunión virtual del Consejo Federal Argentina Contra el Hambre, junto a la titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, donde presentó un informe sobre la ejecución presupuestaria para sostener la política alimentaria y anunció que se comenzará a trabajar en comisiones y sobre tres ejes: cobertura alimentaria, mejora de la calidad nutricional y producción de alimentos.

«En la etapa que viene vamos a trabajar en tres ejes: fortalecer la comensalidad en los hogares; mejorar la calidad nutricional; y mejorar la producción de alimentos, acercando a productores y consumidores, fortaleciendo la pequeña escala de producción y el programa Pro-Huerta, entre otras iniciativas. Vamos a dividir esta Mesa en comisiones de trabajo sobre estos ejes específicos», señaló Arroyo ante más de un centenar de referentes empresariales, sindicales, de organizaciones sociales, de universidades y de la sociedad civil.

Durante el encuentro, el ministro destacó “el esfuerzo del Estado, de la gran red social y del sector privado para asistir a 11 millones de personas, que requieren asistencia alimentaria, porque hay una red solidaria muy importante y no hay grieta en los barrios”.

Por su parte, Tolosa Paz indicó: “Celebramos este nuevo encuentro porque nos permite escuchar todas las voces y propuestas de trabajo, y al mismo tiempo rendir cuentas de lo hecho en estos siete meses en el marco de lo que el presidente Alberto Fernández definió como una política prioritaria para terminar con el hambre en la Argentina”.  

Asimismo, la titular del Consejo de Coordinación de Políticas Sociales dijo: “Trabajamos articuladamente con intendentes, con todas las gobernaciones, con organismos como UNICEF Argentina y la Cruz Roja Argentina, con nuestras universidades y con un sector privado comprometido y solidario tanto en la reactivación productiva como en el cuidado de la salud de quienes no pueden esperar”

Fueron oradores -además de Arroyo y Victoria Tolosa Paz- Monseñor Carlos Tissera (presidente de Caritas), Estela de Carlotto, Esteban «Gringo» Castro (UTEP), Chiche Duhalde, Marcelo Tinelli, Francisco Durañona, Daniel Funes de Rioja (Copal), Osvaldo Carnival (ACIERA), la secretaria de Inclusión Social, Laura Alonso, Luisa Brumana (UNICEF), Juan Granillo (CNCPS), Julio González (Orali), Nahuel Levaggi (presidente del Mercado Central), Narda Lepes, Adolfo Pérez Esquivel y Ianina Tuñón.

Participaron, entre otros, la titular de AySA, Malena Galmarini; representantes de la Mesa de Enlace como Carlos Achetoni (FAA), Carlos Vila Moret (Sociedad Rural), Carlos Ianizzotto (Coninagro); Bernardo Afrranchino ((Alianza Evangélica); Hugo Godoy (CTA Autónoma); Jorge Knoblovits (DAIA); José Martins (Bolsa de Cereales); Juan Vasco Martínez (ASU); y Diego Tipping (Cruz Roja).

También estuvieron el Padre Paco Olveira; Juan Carlos Sanchetta (MESyP); diputados nacionales como Carmen Polledo, Paola Vesvessian y Pablo Yedlin; ministros provinciales de Desarrollo Social como Andrés Larroque, María Migliore, Danilo Capitani, Juan Carlos Massei, Gabriel Yedlin, Benilda Dammer, Verónica Figueroa, Bárbara Weinzettel y Aníbal Gómez; el Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Alejandro Amor; rectores de universidades nacionales.

Sobre el Plan Argentina contra el hambre

El Plan Argentina contra el hambre, que encabeza el Ministerio de Desarrollo Social, es una convocatoria del gobierno nacional para unir a toda la sociedad para ese acuerdo básico: todos deben tener acceso a una alimentación sana y de calidad. Durante los siete primeros meses de implementación, se ejecutaron 69.747 millones de pesos para asistir a los sectores más desprotegidos.

De ese total, 2.277 millones fueron compras centralizadas, 4.092 millones fueron Fondos para provincias y municipios, 52.413 millones corresponden a Tarjeta Alimentar, 3.345 millones fueron para Comedores y Merenderos, 7.301 millones para Comedores Escolares (19.432 escuelas) y 319 millones fueron para otros destinos.

El primer instrumento del Plan Argentina contra el Hambre es la Tarjeta Alimentar, que se puso en marcha en la primera semana de gobierno y está destinada a madres y padres con hijos menores de 6 años que reciban la Asignación Universal por Hijo; embarazadas que perciben la Asignación por Embarazo; y personas con discapacidad que reciben AUH.

La Tarjeta Alimentar permitió llegar a 1,5 millones de titulares y alcanzó a 2,8 millones de niños y niñas. De ese modo, se invierten 7.000 millones de pesos mensualmente con una inversión acumulada de a julio pasado de 52.400 millones de pesos.

Además, se dio continuidad al financiamiento otorgado para el funcionamiento del Programa Pro-Huerta, transfiriéndose durante los dos primeros trimestres de 2020 se ejecutaron 270 millones de pesos.

También se dio cumplimiento a la legislación vigente (Ley 26.588 y su modificatoria Ley 27.196) y se comenzó a trabajar con las provincias con el objeto de transferir fondos para financiar proyectos que mejoren el acceso a los alimentos a titulares de derecho con diagnóstico de enfermedad celíaca en situación de vulnerabilidad social. Se invirtieron 49 millones de pesos.

Fuente:cba24

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *