así lo afirmó Bruno Balsano, secreterio general del gremio que nuclea a los trabajadores judiciales de la provincia