Desde el próximo martes 15 de diciembre retornará a Córdoba el servicio de transporte interurbano de pasajeros, luego de más de ocho meses de inhabilitación de la actividad.

Quienes así lo deseen podrán realizar viajes a otras localidades de la provincia siguiendo los estrictos protocolos establecidos por el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) y que fueron oficializadas el pasado 9 de diciembre.

En relación a la compra de los pasajes, no se podrá pagar el monto correspondiente en efectivo en las unidades. La compra podrá realizarse únicamente en las boleterías habilitadas o en la página web de la empresa.

En ese marco, las empresas deberán adecuar sus sistemas de modo que los pasajes emitidos, ya sea en boletería, por plataformas web o en consolas sobre las unidades tengan asociados en el sistema el número de DNI y teléfono personal del pasajero. Esto permite realizar la trazabilidad del pasaje.

Asimismo, los sistemas utilizados por la empresa deberán estar en condiciones de brindar inmediatamente a la Secretaría de Transporte o al COE esta información, en caso de ser requerida por estrictas cuestiones de seguimiento epidemiológico ante casos de contagio y/o transmisión Covid-19.

Otra de las medidas que deberán tomar quienes se trasladen en este tipo de transporte será la gestión de un certificado único habilitante para circulación emergencia, el cual debe tramitarse a través de la aplicación Cuidar. Esta condición será obligatoria para todos los pasajeros.

En forma previa a la toma de cada servicio y a su finalización como mínimo, el interior del vehículo deberá ser desinfectado mediante un pulverizador rociador con una solución desinfectante a base de alcohol, lavandina u amoníaco u otro desinfectante aprobado según indicaciones del Ministerio de Salud, prestando especial atención a los pasamanos y todos los elementos que utilizan habitualmente para sujetarse los pasajeros.

Deberá procederse al retiro de las cortinas, visillos y demás elementos de tela que pudiesen retener el virus en su entramado, con excepción de aquellos utilizados en los tapizados de las butacas y laterales de los vehículos. Asimismo, la parte del asiento que se utiliza como apoya cabeza deberá estar cubierta de material de tipo nylon o plástico, de modo que permita su limpieza con solución sanitizante

A su vez, los pasajeros deberán realizar fila con una distancia de dos metros al ascender al vehículo. Además se dispuso que todos los pasajeros deben viajar sentados y tendrán que realizar el uso obligatorio de tapabocas.

La unidad deberá estar constantemente ventilada, de acuerdo a las condiciones que permita cada una de las unidades, y estará prohibido utilizar el aire acondicionado.

Fuente: lmdiario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *