Este lunes, el gobernador Juan Schiaretti anunció que la Provincia logró un acuerdo con los tenedores de bonos extranjeros.

El arreglo llegó luego de intensas negociaciones que dieron como resultado un esquema de reprogramación de la deuda de la Provincia que cuenta con el aval de la mayoría de los bonistas.

De esta forma, la administración provincial evita el default y da sostenibilidad a su deuda en un contexto macroeconómico particularmente adverso debido a la crisis nacional desatada en el año 2018 que se profundizó con la pandemia.

Schiaretti destacó el «modelo de gestión Córdoba», y remarcó que la deuda hoy reestructurada se tomó para realizar el «mayor plan de obra pública de la historia de la provincia».

Uno de los puntos más importante es que se logra que los vencimientos de deuda vayan desde 2023 a 2029 inclusive. Al respecto, el gobernador Schiaretti sostuvo que «cambiar los vencimientos de la deuda significa que en los próximos 4 años (2021, 2022, 2023 y 2024) la Provincia deja de erogar 700 millones de dólares que tenía, por las condiciones originales de los contratos, que erogar estos años en concepto de capital e intereses».

En materia de interés, se reducen las tasas para todos los años, especialmente los años 2021 y 2022. Esto permitirá aliviar las finanzas públicas en el periodo de mayor impacto de la pandemia.

«La Provincia ha bajado la tasa de interés respecto a los contratos originales, lo cual le significa un ahorro, desde este año 2021 hasta el año 2029, de 200 millones de dólares. Porque hemos bajado de un promedio de 7,23 por ciento, que era la tasa de interés de los contratos originales, a el 6,08 por ciento en promedio, que es la nueva reestructuración de la deuda» añadió Schiaretti.

En esa línea, el gobernador también remarcó que «la deuda empieza a vencer en el 2023. Tiene un mejor perfil de vencimiento y las tasas de interés son más bajas, siendo más bajas aún las del año 2021 y 2022″.

Acompañaron al gobernador Juan Schiaretti, el Comité de Renegociación, equipo responsable de llevar adelante las negociaciones con los acreedores, integrado por el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, el ministro de Obras Públicas, Ricardo Sosa, el presidente del Banco de Córdoba, Daniel Tillard, y el secretario de financiamiento, Roque Spidalieri.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *