PREOCUPACIÓN POR LA MUERTE DE MILES DE PECES EN UNA LAGUNA DE SERRANO

Los pejerreyes aparecieron en las costas del espejo de agua “El Siete”. Advierten que se está secando y que la falta de oxígeno, sumado a la superpoblación, provocó este desastre. Piden obras para alimentar el bañado.

El pasado fin de semana miles de pejerreyes de diferentes tamaños aparecieron muertos en las costas de la laguna “El Siete”, dentro del predio del campo El Tambito, lugar que es habitualmente visitado por cientos de pescadores.

Se especula que la mortandad sería consecuencia de la falta de oxígeno del agua, ya que el espejo se estaría secando. La falta de lluvias, las altas temperaturas y la superpoblación ictícola habrían provocado este desastre.

Conpungido por la situación, Daniel Renaudo, encargado del predio denominado El Tambito, que se ubica a tres kilómetros de Serrano, señaló que la falta de lluvias y las altas temperaturas son las causas que han generado una baja considerable del nivel del agua y la consecuente mortandad de peces.

Según indicó el encargado, esto y la falta de obras prometidas por la Provincia para asegurar el ingreso de agua de otros sectores hacen que la laguna ahora corra riesgo de secarse.

 Impotente ante la situación que le toca ver todos los días, Renaudo dijo que informó a la Provincia de lo que está ocurriendo, pero no obtuvo respuestas.

Cabe recordar que la laguna “El Siete” forma parte del denominado  Bañados de la Amarga y es  un lugar visitado permanentemente por pescadores de toda la provincia. Pero tras declararse la veda de pesca, hoy hay una superpoblación de pejerreyes que se encuentran en un ambiente acotado y con baja oxigenación. Como consecuencia de esto, miles de ejemplares terminaron muriendo.

Reclamo por obras

 “Le falta mucha agua a esta laguna y y no creo que tenga mucha vida. Es una lástima, llena de pescados, mucha cantidad, nunca le han hecho una entrada de agua y va a terminar como hace 20 años, es una lástima”, reiteró el encargado del puesto El Tambito.

Asimismo, dijo que la llegada de pescadores a la zona genera importantes ingresos a Serrano. “El pueblo trabaja mucho con esto. En el 93 había un solo hotel acá y ahora hay 4 o 5 por el tema de la pesca, trabaja mucha gente”, aseguró Daniel a Puntal.

El vecino que conoce del comportamiento de la laguna apuntó a la Provincia por no tomar los recaudos necesarios y hacer alguna obra que permita el ingreso permanente de agua al espejo.

“Se llenó con las inundaciones, han hecho obras, pero nunca llegó el agua y los canales que han hecho no están bien terminados, por lo que estamos siempre igual.  No han hecho las cosas que tienen que hacer y se llegó a esto. Una laguna que tenía más de 4 metros de profundidad y hoy tiene un 1,20”, mencionó Renaudo.

Aún no se sabe cuál es la real envergadura de la mortandad de peces pero los propietarios mantienen la esperanza de que pueda revertirse la situación, lo cual sólo sucederá si aumentan las lluvias.

Cabe recordar que son varios los centros de pesca que hay alrededor de la laguna “El Siete” y es uno de los más afectados por la mortandad.

“La mortandad grande fue el pasado fin de semana que encontramos mucho pescados muertos, ahora ya no, no se sabe si se murió todo o quedará algo”, declaró.

La más importante

Recordó este vecino que con ejemplares de esta laguna se sembraron otras de la zona. “Venía Ambiente a sacar los peces, con 35 o 30 metros de red mojarrera sacaban 4.000 pejerreyes en una sola pasada para sembrar en otros lados”, relató.

“Hoy por hoy dependen de que llueva para recuperar algo. Es como un aljibe, no tiene entrada de agua. El pescado le falta oxígeno. Hemos mandado mensajes a la Provincia para que sepan lo que está pasando pero hasta ahora no han contestado nada”, aseveró.

Cabe agregar que hace más de una década las grandes precipitaciones que cayeron sobre los Bañados de la Amarga y la cuenca del río Quinto hicieron revivir este paraíso de la pesca que se había secado casi por completo en 1993.

Entre mayo y abril de 2016, a pedido del intendente de Serrano Gabriel Rodríguez Martina, la Secretaría de Ambiente sembró unos 40 mil alevinos de pejerrey en La Amarga.

 Este medio se comunicó con el área de Ambiente de la Provincia a los fines de saber si habían intervenido y, extraoficialmente, señalaron que conocían el tema, pero que se trataba de un problema temporario.

“Era esperable por las condiciones ambientales y climáticas. La laguna está muy baja y las altas temperaturas han provocado la mortandad. El pejerrey es muy sensible con temperaturas superiores a los 28°”, dijeron.

Fuente: Puntal.com,ar

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *