La medida involucra a las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones y Buenos Aires, sobre las márgenes de los ríos Paraná, Paraguay e Iguazú.

Los Ministerios de Trabajo y de Desarrollo Productivo fueron facultados para que «adopten las medidas necesarias con el objeto de preservar la continuidad de la actividad productiva y la conservación de los puestos de trabajo en los sectores afectados», según el Decreto 482/2021, publicado este lunes en el Boletín Oficial.

Con el mismo objetivo tendrán que actuar la AFIP y el Banco Nación, al tiempo que el Ministerio de Obras Públicas deberá «arbitrar los medios que estime pertinentes a los efectos de que se realicen las obras de infraestructura necesarias para mitigar los efectos de la emergencia en las zonas afectadas, mientras dure la misma».

Por su parte, el Ministerio de Seguridad tendrá que «arbitrar los medios necesarios para dar adecuada respuesta a las demandas específicas vinculadas a la emergencia y a integrar las acciones de las distintas áreas involucradas a través del Sistema Nacional de Alerta Temprana y Monitoreo de Emergencias (SINAME)».

Esa labor, según lo dispuesto, «se orientará a la generación de mapas dinámicos de riesgo que permitan planificar con mayor eficiencia las acciones de apoyo y mitigación federales y la toma de decisiones».

La Emergencia también abarca acciones que a encarar por los Ministerios de Transporte, Ambiente, Economía e Interior.