El edificio, llamado La Caja Negra, es considerado por varios países como uno de los más estrictos del mundo. Son miembros de grupos terroristas.

Seis presos de origen palestino se escaparon de una cárcel de alta seguridad en Israel y ahora los busca toda la Policía de ese país. El recinto de máxima seguridad, ubicado en Gilboa, es mundialmente reconocido por su cantidad de guardias y su implacable forma de lidiar contra los criminales, pero en esta oportunidad todo su sistema fue burlado.

Un escape de película ocurrió en la madrugada de este lunes en el país de medio oriente, cuando un grupo de convictos logró fugarse de la cárcel en la que estaban detenidos. Las autoridades israelíes están en alerta roja para encontrar a los delincuentes y volver a arrestarlos.

El Estado de Israel desplegó a todas sus fuerzas para resolver esta situación. El operativo de seguridad incluye decenas de puntos de control en las rutas, así como el uso de drones y unidades de búsqueda especializadas con perros entrenados. Después de todo, se trata de varios fugitivos muy peligrosos.

Según informaron los medios locales, el grupo de fugados está conformado por un antiguo líder de las Brigadas de Mártires de Al Aqsa y cinco miembros de la Yihad Islámica. Además, se informó que cinco de ellos estaban cumpliendo cadena perpetua por atentados y homicidios contra ciudadanos israelíes, mientras que el sexto restante estaba detenido por «cuestiones especiales».

El escape

Para los investigadores, los fugitivos que estaban bajo custodia policial tenían el rótulo de «altamente fugables», pero, pese a las advertencias, se lograron escapar igual. Se presume que los hombres lograron huír abriendo un hueco en el suelo del baño de la celda que compartían y cavando un túnel que, aparentemente, conducía a un campo justo fuera de los muros de la prisión.

Según los encargados de realizar el peritaje, los delincuentes habrían cavado el hueco con una cuchara que escondieron en su celda y que la tarea les habría tomado más de dos meses. En las imágenes que dieron a conocer los medios locales se puede ver a varios agentes israelíes frente a lo que parece el agujero por donde salieron los convictos.

Arik Yaacov, uno de los responsables del Servicio de Prisiones de Israel, dijo que «después de salir de su celda a través de un hueco, los prófugos usaron unos pasadizos subterráneos que se formaron durante la construcción de la cárcel para lograr escapar».

Si bien la Policía ya puso en marcha la búsqueda de los sospechosos, aún quedan muchas incógnitas acerca del escape. Algunos investigadores acusan que recibieron ayuda dentro del propio servicio penitenciario, pero no se confirmó ninguna hipótesis al respecto.

Fuente:eldoce.tv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *