El fiscal federal Enrique Senestrari elevó a juicio la causa contra los máximos representantes del Surbacc, Mauricio Saillén y Pascual Catrambone, por “defraudación por administración fraudulenta”. Los considera líderes de una supuesta “asociación ilícita” dedicada a la usura, lavado de activos y administración fraudulenta.

El fiscal también pidió que sean llevados a debate otros integrantes del sindicato, entre ellos familiares de Saillén y Catrambone. En total son 19.

Juan Manuel Krainbuhl; Osvaldo César Medina; Juan Manuel Riba; Juan Carlos Delgado; Franco Gabriel Catambone; Salomé Alfazak; Héctor Gabriel Balnes; Jorge Vicente Blanes; Miguel Ángel Catrambone; José Luis Yacanto; Juan Carlos Saillén; Micaela Del Valle; Verónica Anabel Quevedo; Adriana Cecilia Oviedo; Yamila Gisel Monjes y Dario Mauricio Saillén.

El objetivo de Senestrari es la Mutual y la obra social del sindicato. Según sostiene el documento al que accedió www.cba24n.com.ar, las “maniobras” habrían comenzado con posterioridad al 26 de agosto de 2009.  Saillén y Catrambone habrían formado una asociación ilícita en perjuicio de los afiliados y del propio sindicato (se refiere a la Mutual y la obra social) con el “objetivo último de beneficiarse ellos y sus familiares y/o allegados directos”.

La presunta banda delictiva habría operado durante nueve años, hasta 2018, según se desprende del expediente. En la supuesta división de los roles, Saillén y Catrambone habrían fungido como “jefes indiscutidos”, dice el documento.

Fuente:cba24n

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *