Un procedimiento de desalojo de unas 20 personas de un inmueble situado en el bulevar Roca al 436 genera pasajes de tensión entre los ocupantes y las fuerzas públicas que buscan hacer cumplir la orden judicial correspondiente.

La casona del bulevar alberga a 16 habitaciones, cocina y patio, y era ocupada por unas 20 personas que hoy se desayunaron con el procedimiento de desalojo.

El procedimiento llevó a tener que interrumpir el tránsito en algunas de las arterias colindantes en relación a la aglomeración de personas que desató el operativo.

El móvil de Puntal AM! dialogó con algunos de las personas que hasta hoy residían en el lugar y que de manera repentina deberán buscar un nuevo techo donde alojarse. Explicaron que si bien no tenían un contrato de alquiler que garantice al permanencia, hacían un aporte mensual que se destinaba a gastos comunes.

Entre las presentes, se encontraba una mujer embarazada y otra que registró un desmayo ante la situación atravesada.

Mariana lencinas de desarrollo social confirmó que desde el municipio se relocalizar a los vecinos afectados por el desalojo