El intendente dejó inaugurada, la biblioteca personal de Juan Filloy  en el Centro Cultural Trapalanda. La misma cuenta con más de 4 mil libros que había donado el mismo Filloy al Museo de Bellas Artes y el mobiliario que usara en su tiempo de juez. 

En la ocasión, el intendente Juan Manuel LLamosas indicó que “esta biblioteca es un homenaje que le debíamos a Juan Filloy en nuestra ciudad y que es parte del acervo cultural de Río Cuarto”. Desde hoy esta biblioteca se convierte en un espacio cultural más que se suma a los más de 17 espacios que hemos abierto desde nuestra primera gestión en 2016”, agregó LLamosas.

Llamosas destacó la figura del escritor que vivió gran parte de su vida en Río Cuarto y que “fue el embajador no sólo en nuestro país sino en el mundo y por eso estamos muy orgullosos de poder inaugurar esta biblioteca abierta para que vecinos y vecinas puedan encontrar parte de la obra literaria de Juan Filloy”.

La inauguración se llevó a cabo en el entrepiso del Centro Cultural Trapalanda y en el día del natalicio del escrito, el 1 de agosto de 1894. En la oportunidad se dejó inaugurado, también, un ascensor que garantiza la accesibilidad a este nuevo espacio.

“Abrimos un tesoro al mundo”, dijo Diego Formía, Subsecretario de Cultura quien comentó que se trabajó durante más de 6 meses en la puesta en valor del espacio y en la restauración del mobiliario que perteneció a Filloy en su etapa de juez y que estaban en el viejo edificio de Tribunales.

Formía resaltó también, además de su faceta literaria, la contribución de Filloy en distintas instituciones deportivas y culturales de la ciudad. “Hay todo un universo para conocer de Juan Filloy y por eso invitamos a los vecinos de la ciudad y región a disfrutar de este espacio”. 

Juan Capdevilla, nieto de Filloy, expresó que se trata “de una gran alegría que los libros de mi abuelo estén a disposición de la gente para que puedan conocer su pensamiento, en lo que el leía”. También ponderó el trabajo realizado en la preservación de los libros y en la restauración de los muebles que quedaron muy bien. “Río Cuarto fue parte esencial en su vida y creo que él trató de retribuirle a la ciudad todo lo que la ciudad le dio. Por eso este es un gran reconocimiento y que sus libros estén disponibles para la gente es el mejor regalo que se le puede hacer”, finalizó Capdevilla.

El nuevo espacio cultural puede visitarse de lunes a viernes, por la mañana y por la tarde en Colon 149.