Las rurales de la provincia de Buenos Aires rechazaron el paquete impositivo que promueve el gobernador Axel Kicillof

En la etapa final de las negociaciones que lleva adelante el gobierno de la provincia de Buenos Aires para que en las próximas horas se trate la Ley Impositiva en la Legislatura, el campo expresa su malestar por el aumento de la presión impositiva a través del impuesto inmobiliario rural y busca que se implementen beneficios de segmentación para los pequeños productores.

Es necesario recordar que con el nuevo paquete impositivo, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, impulsa un incremento del inmobiliario rural que equivaldría al índice de inflación del año pasado, que estuvo cercana al 55%.

Para que los pequeños productores no sientan el impacto de la medida, se instrumentaría una segmentación, teniendo en cuenta las escalas de los establecimientos. Para los productores más chicos aumentaría un 15%, el nivel medio de productores un 35%, del medio para arriba 55%, y más de 2.000 hectáreas, aumentaría un 12.9% por encima de la inflación.

Por su parte, los federados reclamaron acceso al financiamiento que sea acorde a la capacidad y necesidad de los pequeños y medianos productores y la representación institucional en el Banco de la Provincia de Buenos Aires.

También pidieron controles y regulaciones sobre las Buenas Prácticas Agrícolas, y otros temas particulares como la inseguridad rural.

Según manifestaron los dirigentes federados, el encuentro quedó abierto a un espacio de diálogo y compromiso de trabajo institucional en conjunto.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *