Un joven publicó en su cuenta personal de Twitter, una imagen sentado en el borde de una piscina sin agua para que otros usuarios la editaran, la respuesta fue inmediata y muy creativa, pero al margen de ello, la idea explotó las redes.

Solo bastó con ese tuit para que comenzaran a llegarle respuestas con las ideas más originales para rellenar esa pileta vacía. El posteo se viralizó en poco tiempo, y alcanzó más de 33.000 me gusta y 4000 compartidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *