El calor en pleno enero hizo colapsar los balnearios del sur del Valle de Punilla. Es por ello que el sábado las autoridades decidieron cerrar los ingresos a Icho Cruz, Mayú Sumaj, Tala Huasi y Cuesta Blanca.

Así lo informó el director de la Unidad Regional Departamental Punilla, Cristian Cattaneo. Según informó el sitio Carlos Paz Vivo el funcionario aclaró que no fue una clausura de las playas.

El procedimiento que se llevó a cabo fue impedir que siga entrando gente ya que los balnearios están habilitados en un 50 por ciento de su capacidad para asegurar el distanciamiento social.

+ MIRÁ MÁS: COVID: aumenta la demanda pero hacen pocos testeos en Carlos Paz

El jefe policial afirmó que como alternativa se le recomendó, a quienes no se les permitió el ingreso, que se dirijan a Playas de Oro o a San Antonio de Arredondo, que tenían menos ocupación que el aforo permitido.

Se veía venir

Desde temprano, el ingreso a Carlos Paz por autopista se vio colmado de autos. La fila llegó hasta después de la curva previa a la entrada de la villa serrana.

Las avenidas San Martín, Uruguay, Libertad y Cárcano lucieron con largas filas de vehículos. Algunos semáforos fueron interrumpidos en su funcionamiento para agilizar el tránsito a partir de la intervención de inspectores municipales.

El nuevo nudo vial con acceso a San Antonio de Arredondo desde Las Jarillas también tuvo una circulación a paso de hombre. Ahí se unieron los que eligieron ir por Carlos Paz y los que lo hicieron por el desvío a Falda del Cármen.

FUENTE:ELDOCE.TV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *