LA SOCIEDAD RURAL RECHAZÓ TODO SISTEMA DE RETENCIONES Y SE DECLARA EN ESTADO DE ASAMBLEA PERMANENTE

Desde la Rural de Río Cuarto plantean que el Estado sigue recaudando mientras que el productor se funde.

La Sociedad Rural de Río Cuarto expresó su rechazo al aumento de 3 puntos porcentuales en los derechos de exportación a la soja, elevándolos al 33%, porque tornará inviable la producción de este cultivo, en especial en aquellos lugares alejados del puerto.

Si bien el Gobierno Nacional convocó a dos reuniones a la Mesa de Enlace en el lapso de una semana, la “decisión política” de subir los derechos de exportación a la soja ya estaba resuelta, sin tener en cuenta los planteos de las entidades agropecuarias.

Con esta nueva imposición, si se toman en cuenta los costos de producción y los rendimientos por hectárea, con una depreciación en el valor de la soja, el resultado económico es de quebranto en el interior productivo.

En ese contexto, afirman desde la asociación que el Estado sigue recaudando mientras que productor se funde porque los derechos de exportación se aplican sobre el precio FOB, reduciendo el precio de venta del productor y afectando el margen bruto en forma directa

Además, un reciente informe de la Bolsa de Cereales de Córdoba advirtió que con derechos de exportación al 33%, la soja pasa a tener rentabilidad negativa en el departamento Río Cuarto.

La suba inicial de los derechos de exportación –de forma inconsulta y por decreto-, y este aumento adicional se dieron en plena campaña gruesa, dejando a los productores -que ya habían realizado sus previsiones con otro escenario-, expuestos y sin margen de maniobra. Con el agravante, además, de un impuesto no menos gravoso como el que representa el desdoblamiento cambiario.

El campo ha sido suficientemente generoso poniendo el hombro en cada crisis que soportó el país, pero la realidad del productor ahora es totalmente distinta. Ya no se puede sacar de donde no hay, mientras el sector observa con preocupación que los esfuerzos no son parejos y que poco y nada se hace para bajar los costos de la política y el enorme gasto público.

Esta transferencia de recursos que el campo viene realizando al Estado desde hace décadas sólo sirvió para que los gobiernos de turno utilizaran discrecionalmente esos fondos, porque los índices más sensibles de la sociedad, como indigencia, pobreza, empleo, nivel educativo y salud pública siguen empeorando.

La Sociedad Rural de Río Cuarto reiteró su rechazo absoluto a todo sistema de retenciones y se declara en estado de asamblea permanente, en contacto continuo con las entidades que conforman la Mesa de Enlace y nuestros representados para definir las acciones a seguir.

Fuente:lv16

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *