• Sáb. Jul 13th, 2024

LA IGLESIA RECLAMÓ UN PLAN ALIMENTARIO: «COMIDA PARA TODAS LA FAMILIAS QUE NECESITEN»

PorAdministrador1

Jun 20, 2024

El pedido al Gobierno nacional lo realizó el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea, desde el santuario de la Virgen de Caacupé y San Blas, en localidad bonaerense de La Matanza. Fue durante la celebración religiosa en honor a las mujeres líderes de los comedores populares.

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea, reclamó este miércoles al Gobierno un «plan alimentario nacional» que permita «asegurar la llegada de comida a todas las familias argentinas que lo necesiten».

Desde el santuario de la Virgen de Caacupé y San Blas, en La Matanza, provincia de Buenos Aires, el arzobispo de San Isidro encabezó una homilía en honor a las mujeres líderes de los comedores populares a lo largo de Argentina, en medio de escándalo que involucra a la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, por el hallazgo de varias toneladas de alimentos sin distribuir en galpones del Estado nacional.

Durante la misa, Ojea manifestó un profundo reconocimiento hacia las cocineras de comedores comunitarios, quienes, según sus palabras, «alimentaron a cientos de miles de personas en los momentos más difíciles de la pandemia y continúan siendo un pilar fundamental en la lucha contra el hambre en nuestro país».

El papel de las mujeres que sostienen los comedores

El religioso recordó que la pandemia de coronavirus hizo que muchas familias argentinas pasaran a depender de la asistencia de los comedores.

Al finalizar la ceremonia, Ojea bendijo las manos y la vida de las mujeres que fueron homenajeadas, quienes recibieron como símbolo de unidad y hermandad una banda con los colores de la bandera argentina.

En el cierre de la homilía, los curas villeros presentes leyeron el documento «Con la comida, no», donde manifestaron que «así como la bandera argentina flamea en todos los rincones de la Patria, queremos que a ningún hermano le falte el pan».

Fuente: NA