Con la finalidad de potenciar a los comercios minoristas de la ciudad, la Secretaría de Desarrollo Económico, Comercial e Industrial en conjunto con la CAMERC (Cámara Mercantil Río Cuarto), CAMARC (Cámara de Almaceneros Mayoristas y Afines de Río Cuarto) y el CECIS (Centro Empresario Comercial Industrial y de Servicios) implementaron el Programa de Buenas Prácticas Comerciales (BPC).

Con este programa se pretende mejorar la competitividad a través de capacitaciones y herramientas de gestión comercial, incentivar el consumo en los comercios minoristas, fomentar el comercio de cercanía y potenciar el desarrollo de las personas que integran el equipo de trabajo. En ese marco, participaron de la primera cohorte 159 comercios, y en la segunda están participando 73. En total 136 comercios ya se adhirieron al Código BPC. En ese sentido, ya se capacitaron 275 personas durante 64 horas.

Cabe mencionar que se entiende por buenas prácticas comerciales a los procedimientos comerciales necesarios para lograr la mejor calidad posible de atención a los clientes y a los proveedores de un establecimiento comercial minorista, fundados en los principios básicos de seriedad, transparencia, fidelidad, privacidad, seguridad, orientación hacia el cliente, orientación hacia la mejora continua, compromiso con la comunidad y responsabilidad ambiental y social.

En ese sentido, los comercios participantes obtuvieron los siguientes beneficios: capacitación gratuita; incorporación en el directorio online de  www.desarrolloeconomicoriocuarto.gob.ar; beneficios exclusivos tras la firma de convenios de colaboración con Raíces S.A., Guías del Sur, Mercado Libre, Universidad de Mendoza, y el Concejo de Profesionales de Ciencias Económicas Río Cuarto.

El Secretario de Desarrollo Económico, Comercial e Industrial German Di Bella afirmó: “es fundamental fomentar el desarrollo comercial de la ciudad, ya que el comercio impulsa el crecimiento económico sostenido e inclusivo, potenciando la transferencia de tecnología, conocimientos e innovación”. “Generar alianzas entre gobiernos, empresas privadas y ciudadanos es primordial para dinamizar las economías locales”, agregó.