Tras el anuncio de las nuevas medidas sanitarias en la provincia de Córdoba, 16.500 niños y niñas de las Salas Cuna regresaron a la presencialidad plena, informó el miércoles el Ministerio de Desarrollo Social.

Con la incorporación esta semana de los bebés de 45 días, los 428 espacios de la Provincia ya cuentan con actividad normal.

De esta manera las mamás de sectores vulnerables pueden trabajar y estudiar, mientras sus hijos disfrutan de un  espacio de cuidado y contención.

Vale recordar que la red provincial de Salas Cuna es una política pública, de gestión asociada con municipios, comunas y ONGs de inserción comunitaria, que contempla espacios infantiles de atención gratuita, destinados al cuidado y la protección de niños y niñas de 45 días a 3 años de sectores vulnerables.

Tiene como objetivos promover el desarrollo psicosocial de los niños y niñas invirtiendo en la estimulación temprana, para garantizar el desarrollo de todo su potencial.

Además, fortalecer a la familia como principal actor en el proceso de desarrollo infantil y promover el cuidado de la salud integral de la población infantil de manera que apunte a la prevención, detección y atención temprana.